¿Que buscas?

jueves, 4 de julio de 2013

Roscos de anís

Este es un dulce de Navidad, al igual que el mantecado, de mucha popularidad y muy distinto a los de semana santa que no llevan el glaseado pero si huevo, además de distinto sabor. En una bandeja de dulce navideño, para todos los días de estas vacaciones, lo típico es encontrar, mantecados, polvorones, turrón y roscos de anís y aunque hoy en día la variedad es inmensa, estos son los dulces típicos base. Luego se incorporan los dulces especiales para cada día como es el tronco de navidad para el día 25 de diciembre o el roscón de reyes para el día de reyes. De cualquier modo, siempre han sido tradiciones que hemos ido heredando de nuestros antepasados, pero todo tiene su explicación. Estos son los llamados dulces de invierno y que así sea, no es porque sea un dulce para comer caliente ni nada de eso, sino porque es en esta época cuando se hacia la típica matanza del cerdo en la que colaboraba toda la familia y vecinos y además de los ricos embutidos que se hacían, ese olor en toda la calle que dejaba y todo el guiso que había que hacer para las morcillas y longanizas estaba la manteca, sustancia tan apreciada que se utilizaba como conservante para los chicharrones u otros productos, y que era la base del dulce de navidad. 

Ingredientes: 
  • 250 gr de harina, 
  • 500 gr de azúcar, 
  • 500 gr de manteca, 
  • 250 cl. de anís seco, 
  • 2 cucharadas de matalahúva 
  • y raspadura de un limón. 


Cómo hacer Roscos de anís: 
  1. Al igual que con los mantecados lo principal es tostar la harina. Se puede poner en la bandeja del horno extendida y moviéndolo de vez en cuando hasta que tenga un ligero color tostado y si es necesario en varias tandas hasta que esté toda la cantidad hecha. Si la hacéis en asador hay que hacerlo despacio que pasa de blanco a negro con solo parpadear, así que fuego suave y moviendo. 
  2. Antiguamente se usaba un lebrillo para hacer la siguiente mezcla, yo lo hago al baño María. Aquí ponemos la manteca, que con el calor que le estamos dando con el “baño Maria”se derrite y ayuda a mezclarse mejor, azúcar, anís, matalahúva y raspadura de limón. 
  3. Cuando esté bien mezclado vamos a ir agregando la harina, se irá formando una maza muy dura pero gracias a la temperatura suave nos será más fácil de mezclar. 
  4. Encendemos el horno a 180º mientras moldeamos. 
  5. Para hacer la forma de estos roscos nos mojamos las manos en aceite y cogemos una bolita que ponemos entre las manos haciéndola rodar para formar un cilindro y unimos los dos extremos formando el rosco. 
  6. Se hornean con cuidado que en cuanto empiecen a dorar ya están hechos y eso pasa en solo unos minutos.
  7. Al sacarlos del horno se bañan rápido en anís y luego en azúcar tamizada, esa es la forma tradicional de hacerlos pero también están muy ricos bañándolos en una glasa hecha con anís y azúcar.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

También estoy en Google+


Apycom jQuery Menus