Roscos duros de Salobreña

La pregunta de mi madre de hace casi un año: "¿Niña, por que no haces roscos duros de mi pueblo? si vieras lo fácil que es de hacer...." y yo haciéndome la remolona porque últimamente no tomo gluten y estos lo llevan, pero en realidad eso que me pierdo porque entre textura, sabor y olor es un dulce de lujo. 
El olorcito en la cocina es una delicia y mi madre que alucina con su sabor.
Ella es quien los ha probado y dice que son exactamente iguales que los que siempre ha comido en Salobreña. Su cara de sorpresa al probarlos no tiene precio.
Fijaos que fáciles de hacer:



Ingredientes: 

  • 100 gr de aceite de oliva suave, 
  • 50 gr de vino blanco,
  • 15 gr de aguardiente,
  • 5 gr de sésamo o ajonjolí,
  • 7 gr de anís en grano,
  • 110 gr de azúcar,
  • 275 gr de harina de trigo. 

Elaboración: 

  1. Se mezclan los ingredientes líquidos en un bol.
  2. Se añade el azúcar, sésamo y anís y se remueve todo.
  3. Se va añadiendo la harina a la vez que se va mezclando. Aunque usé casi toda la harina y tienen una textura idónea puede que dependiendo de la época necesitemos menos o mas de ella. Lo ideal es que quede un poco quebradiza pero fácil de trabajar.


  4. Se hacen los roscos haciendo un rulo y uniendo los extremos. Salen mas o menos 14, dependen del tamaño. Es importante que no se deje la masa en reposo para que no fermente por el licor.

  5. Se hornean a unos 200º C, eso depende del horno, hasta que estén dorados, en mi horno hizo falta unos 20 minutos.










  Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios: