¿Que buscas?

domingo, 13 de noviembre de 2016

Churros caseros sin gluten

He podido comprobar que fuera de Andalucía los churros que conocen son los típicos estrellados en forma de lazos y se conocen como porras los mismos estrellados mas gruesos y rectos como de un palmo de largos. 
No es que no estén ricos, que lo están y mucho, es que estamos acostumbrados a otro tipo de churros y cuando nos ponen esos parece que nos timan, es un poco decepcionante por la falta de costumbre y porque son muy distintos. 
Si probáis estos vereis a que me refiero. La masa de este churro sale totalmente cocinada sin la sensación de que el interior esté crudo. 
Aquí estos son los churros que normalmente te ponen en las mejores churrerías y para nosotros las porras es el nudo central que se forma al empezar o terminar de hacer la rueda. 
Como veis, son tradiciones y costumbres y en Granada es así como los comemos. 
En este caso he sustituido la harina de trigo de fuerza por una sin gluten así como la levadura seca que también es sin gluten, para los que lo toleren bien, solo tienen que sustituir la harina que he puesto por una harina de fuerza y la levadura seca de panadería sin gluten por una levadura seca normal como la de royal (cajita marrón, no roja). 
Tengo que deciros que sientan genial que no dejéis de hacerlo, los que queráis conocer nuestra tradición, porque os va a encantar. 



Ingredientes: 
  • 300 gr de harina sin gluten panificable, 
  • 325 ml de agua, 
  • 10 gr de sal, 
  • 3 gr de levadura seca de panadero sin gluten, 
  • Aceite de oliva para freír. 


Elaboración: 
  1. Se mezclan los ingredientes secos en un recipiente hasta que estén bien mezclados. 
  2. En un cazo se templa el agua, no debe pasar de 40ºC así que apenas hay que encender el fuego. 
  3. Se vierten los ingredientes secos en el cazo de agua y se mezcla muy bien hasta conseguir una pasta homogénea. 

  4. Se tapa y se deja en reposo mínimo media hora. 
  5. Cuando haya reposado se pone la sartén con el aceite abundante al fuego hasta que esté a elevada temperatura. 
  6. Se pone la masa, que habrá crecido bastante, en una manga pastelera o churrera, esta masa es muy fluida, así que habrá que asegurar la boquilla de la churrera para que no se salga mientras se esta llenando. 
  7. Se vierte la masa directamente sobre el aceite muy caliente formando ruedas o espiral, la práctica hará que salga cada vez mejor. 
  8. Se hacen enseguida así que se le da la vuelta en cuanto este dorado y en poco mas ya estarán hechos, nada mas que cojan el color que nos guste. 
  9. El resultado es un churro crujiente por fuera y tierno y esponjoso por dentro.
     







  Image and video hosting by TinyPic

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

También estoy en Google+


Apycom jQuery Menus