sábado, 22 de abril de 2017

Patatas a la importancia

Este plato tradicional de Castilla y León es una delicia que suelo hacer en casa de forma esporádica.
Lo mejor de este plato es que puedes adaptarlo al gusto propio según el aliño, tengo que decir que lo he probado con pimentón dulce y es una verdadera delicia pero en este caso os lo explico de la forma tradicional.
Es un plato muy sencillo y agradecido, solo con estas patatas y un poco de asado tienes un plato de diez.
Cuando Pilar mandó el email diciendo que este mes en el reto Color y sabor de temporada se podía cocinar patatas no tuve que pensarlo 2 veces y es que si pasa mucho tiempo sin hacer estas patatas las echas de menos.



Ingredientes: 

  • 3 patatas grandes, 
  • harina de maíz,
  • 2 o 3 huevos,
  • aceite de oliva virgen extra,
  • 1 cebolleta,
  • 2 dientes de ajo, 
  • hebras de azafrán,
  • 100 ml de vino blanco, 
  • 600 ml de caldo de verduras o carne, 
  • sal,
  • perejil.

Elaboración: 

  1. Se pelan y cortan las patatas en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor.
  2. Se pasan por harina y huevo.

  3. Se fríen hasta dorarlas.
  4. Se dejan escurrir en un plato con papel de cocina.
  5. Se fríe la cebolleta rallada en aceite.
  6. Se hace un majado con el ajo y el azafrán y se le añade el vino.

  7. Se vierte el majado del mortero en la cacerola con la cebolleta.

  8. Se mezcla bien y se añaden las patatas de forma ordenada.
  9. Se añade el caldo y sal, como depende del tamaño de las patatas que haya mas cantidad o menos se puede añadir mas caldo si fuera necesario para dejar las patatas casi cubiertas.
  10. Se deja cocer unos 20 minutos sin apenas mover para que no se rompan.
  11. Se añade perejil picado y se deja en reposo unos minutos.




Nos vemos en el próximo:









  Image and video hosting by TinyPic


Apycom jQuery Menus