¿Que buscas?

domingo, 29 de noviembre de 2015

Cebolla caramelizada

Esta receta se la he agenciado a Juanan de su blog Cuuking un blog mas que espectacular, con recetas para todos los gustos, sencillas, laboriosas, rápidas, menos rápidas... para cada uno de los gustos, pero me ha enamorado totalmente, me gusta su forma de presentar cada una de ellas, su limpieza y buena redacción, os recomiendo que lo visitéis encarecidamente porque os vais a acordar de este consejo para bien. 
En fin, como os decía, este mes tocaba asaltarlo para el reto del Asaltablog y lo he disfrutado muchisimo, me he guardado otras recetas que iré haciendo y que me encantan. 
Para esta receta le he dado un poco mi toque personal, Juan me dirá que ya no es lo mismo y lleva toda la razón porque una simple cucharadita de vinagre de módena lo cambia al 100%, pero nunca he podido copiar las recetas de nadie, me sabe mal y pienso que le roba protagonismo, así que si queréis hacerla tal como él la hace no dudéis en visitarlo, os va a encantar. He elegido esta receta porque siempre hago la cebolla caramelizada sin añadir nada de azúcar, ya sabéis que la cebolla es dulce y tiene bastante frustosa así que si se hace en su propio jugo hasta que caramelice no necesita añadirle azúcar pero quería ver el resultado de esta versión, sabiendo lo bien que cocina Juanan estaba intrigada por probar esta receta y la verdad esta muy rica, es distinta a la que yo hago pero rica también aunque menos ligera.




Ingredientes: 
  • Cebolla,
  • La mitad del peso de la cebolla limpia de azúcar blanco,
  • 50 ml de aceite de oliva por cada kilo de cebolla, 
  • 1 cucharadita de vinagre de módena, 
  • Agua. 


Elaboración:
  1. Se corta en juliana la cebolla ya limpia. Hay un truco muy efectivo para no llorar mientras la picas y es meter la cebolla limpia, antes de picar, unos 30 segundos en el microondas.
  2. Se pone toda la cebolla en un bol y se añade el azúcar mezclandolo bien. Así se deja toda la noche cubierta con film transparente, que sude bien, por la mañana estará lleno de agua.

  3. Se pone en la sartén el aceite y todo el contenido del bol y el vinagre.

  4. Se deja hacer a fuego suave sin mover en ningún momento hasta que se caramelice y cambie de color. Cuando esté terminado se oscurece mas conforme se enfría.

  5. Se conserva en botes de cristal bien cerrados en el frigorífico. Se sirve acompañando lo que mas guste, yo lo suelo poner con paté al Oporto y esta delicioso.





Nos vemos en el próximo asalto:



 Image and video hosting by TinyPic

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

También estoy en Google+


Apycom jQuery Menus