¿Que buscas?

lunes, 10 de octubre de 2016

Yemas de Santa Teresa

Este dulce de origen incierto tiene varias teorías para determinar su verdadero lugar de procedencia.
Unos creen que este dulce probablemente proceda de la gastronomía Andalusí pero se sabe que la primera pastelería en comercializarla con el nombre de "Yemas de Santa Teresa" fue la "Flor de Castilla" a mediados del siglo XIX. 
El fundador de la pastelería "La Dulce Avilesa" de Ávila (hoy "Flor de Castilla") comercializó en 1860 el dulce con el nombre Yemas de Santa Teresa, este fue Don Isabelo Sánchez que no tardó en registrar este dulce como una marca registrada por él. 
En cuanto fue conocido por los demás reposteros elaboraban tan famoso dulce con el nombre de "Yemas de Ávila". 
Otros piensan que el origen está en la repostería monacal del Convento de Santa Teresa de Ávila antes de la Reforma Carmelitana. 
Cuentan en wikipedia que "a comienzos de siglo XXI la demanda de Yemas de Ávila creció en el mercado norteamericano haciendo que se desarrollara un nuevo sistema de embalaje, con el objeto de aumentar su preservación. Finalmente se optó por un envasado especial con atmósfera protectora con el objeto de penetrar en el mercado norteamericano". 
Resumiendo solo puedo decir que es un dulce fino al paladar, delicioso y que es comprensible que haya cruzado fronteras a todo el mundo. 
En este mes de octubre, la cocina TS había propuesto que se hiciera alguna receta típica de convento y dado que estas yemas se han elaborado tanto en los conventos de Ávila como del resto de España he pensado compartirla para que veáis lo fácil que es de hacer y lo deliciosa que resulta.



Ingredientes:
  • 6 Yemas de huevo,
  • 100 gr de Azúcar,
  • 50 ml de Agua,
  • Azúcar glas.


Elaboración: 
  1. Se hace un almíbar con el azúcar y el agua de punto de bola, esto lo podréis reconocer cuando en una superficie fría con agua vertáis un poco del almíbar y al cogerlo con los dedos mojados podáis hacer fácilmente una bola, pero cuidado porque mientras estáis probando si el cazo sigue en el fuego puede que se forme en seguida caramelo al pasarse de cocción.


  2. Con las yemas en un bol se baten y se empieza a añadir el almíbar poco a poco sin dejar de batir las yemas. 

  3. Se pasa esta mezcla enseguida al cazo al fuego y sin dejar de mover y a fuego muy suave se irá formando la pasta que estará terminada cuando al poner las varillas se mantengan vertical sin volcarse.

  4. Se vierte en una superficie fría, yo lo pase a un plato porque es poca cantidad y lo podía extender bien para que enfriara antes.
  5. Una vez frío se espolvorea con azúcar glas al igual que la superficie de trabajo y se vierte la pasta ahí.
  6. Se amasa añadiendo el azúcar glas que veamos que necesita hasta que no se pegue y se forma un rulo para ir cortando las porciones mas o menos igual.

  7. Se cortan las porciones y se van formando las bolas entre las manos llenas de azúcar glas, se vuelven a pasar por azúcar glas y se ponen en sus cápsulas individuales.




Espero que les haya gustado, nos vemos en proximos retos de :











  Image and video hosting by TinyPic

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

También estoy en Google+


Apycom jQuery Menus