Arrope

Quiero comentaros un poco de historia sobre este majar dulce que puede acompañar platos tanto dulces como salados.
Es necesario saber que el momento de su origen se desconoce pero ya en el siglo XII hay citas en libros árabes sobre él, quizá también las hay de épocas anteriores pero no he podido averiguarlo.
En el mundo de la gastronomía árabe el arrope se usaba para hacer el aguamiel o endulzar platos cuando no se tenía miel o aprovechando la época de vendimia.
Es además un conservante natural, al igual que la miel para muchos tipos de frutas, de ahí que en ocasiones se agregara frutas dulces como el melocotón, higos o incluso calabaza, aunque hay que decir que el arrope en si solo se hace con la reducción del mosto que se extraía de la uva.
Este jarabe no tiene nada mas, NO LLEVA AZÚCAR, hago hincapié en eso para corregir ciertas ideas sobre este dulce. Su sabor dulce es natural de la propia uva que al reducir hasta formar el jarabe concentra todo el azúcar propia de la fructosa.
Se trata así de la deshidratación del mosto gracias al proceso de cocción a fuego lento hasta que se consigue la camerilazación deseada.
Su origen es árabe y se extendió por todas las zonas conquistadas por al Andaluz, aunque en cada sitio se acogió con distintas costumbres, en su mayoría para conservación de la cosecha del momento, ya fuera calabaza como otros frutos distintos.
También hay que decir que en sitios de costa o donde abundaba la caña de azúcar no se usaba tanto ya que la melaza era aun mas dulce que la miel y bien acogida por mucha gente, de este modo se quedó a falta de uso y costumbre el arrope, aunque no olvidado.
Hoy en día es comercializado por algunas bodegas que dejan el mejor mosto para ello y en sitios como Córdoba se emplea en bastantes recetas.
No es necesario decir que el sabor del arrope dependerá del tipo de uva que se emplee o del mosto que queramos usar para ello, así se puede decir que tanto en recetas dulces como acompañando cualquier plato ya realizado como unas berenjenas fritas, carnes mechadas y asadas, caza... variará totalmente dependiendo del arrope que le añadamos.
Yo he puesto la misma cantidad de 2 variedades de uvas pero dependerá de cada uno las cantidades y variedades que empleemos.
Añadiré también que se puede hacer la reducción agregando algún sabor como especias, frutos secos o fruta fresca pero eso limita después el uso que queramos darle así que esta receta es tan simple como veis, solo uvas y fuego suave.





Ingredientes:
  • Uvas negras,
  • Uvas moscatel.


Elaboración:
  1. Hay 2 formas de hacerlo, una es haciendo un mosto y colándolo hasta que pase totalmente limpio y otra empleando las uvas enteras con piel y pepitas y cuando empiece a cocerse colarlo todo estrujando bien toda la pulpa que dejará algo de colágeno. Yo prefiero poner el mosto limpio a cocer.


  2. Se deja cocinar a fuego suave en cuanto empiece a hervir, vigilandolo y removiendo de vez en cuando hasta que tenga la consistencia de miel o sirope.


  3. Se puede guardar en tarros herméticos y si ademas lo dejamos en nevera puede durar un año en perfecto estado.
















  Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios: