Gougères sin gluten

Los gougère son unas bolas de masa jugosas, huecas y blanditas que se suelen hacer en la región francesa de la Bourgogne.



La particularidad que tienen es el queso, para esta receta se utilizan algunos de los quesos suizos considerados el rey de los quesos como es el gruyère, aunque tambien salen deliciosos con el buen queso Comté o un parmesano bien curado.

El caso es que el ingrediente principal es el queso y para el reto Tus recetas de este mes me viene genial ya que el ingrediente elaborado a usar era el queso.

Tengo que decir que una vez que pruebas estos bocaditos ya no quieres otra cosa, son realmente una delicia y aunque al principio preparé un rico relleno para hacer un bocado salado como aperitivo, se puede comprobar que no necesita absolutamente nada para disfrutarlos, solos así sin nada están de lujo.

Aunque son unos bocaditos muy blanditos, aunque firmes, la capa superior es algo crujiente debido al queso añadido en el último momento y da la sensación de estar tomando un snack, pero lo jugoso del interior, vacío pero de gran sabor lo convierte en un manjar... creo que por mucho que lo explique lo ideal es que lo probéis para que entendáis de que hablo, que a veces por mucho explicar menos digo, y lo digo por eso de vacío-jugoso, hueco-sabor.... mucho mejor es que los hagáis y probéis.

Y si queréis ver la participación en el reto tan jugosa entrad AQUÍ.

Gougères sin gluten

Ingredientes:


  • 80 gr de mantequilla.
  • 80 gr de harina panificable sin gluten.
  • 3 huevos.
  • 200 ml de agua.
  • 40 gr de queso Gruyère.
  • Una pizca de sal.


Elaboración:

Se pone en un cazo el agua, mantequilla y sal y se hierve hasta que la mantequilla esté derretida.



Se echa de golpe la harina como si fuéramos a hacer petit choux o churros y se mezcla bien hasta que se forme un pegote bien mezclado, si resultara aun algo de liquido se deja un momento al fuego hasta que se forme una masa seca pero sin dejar de remover. Cuidado que se pasa en seguida.



Se enciende el horno para que precaliente a 200º C mientras templa y terminamos la masa.
Se deja templar un poco y se van incorporando los huevos uno a uno haciendo que la masa esté totalmente homogénea y viscosa.






Ahora es cuando se agrega 30 gr de queso de los 40 que tenemos rallados. Es importante no pasarse de cantidad porque la masa pesaría demasiado y le impediría subir e inflarse.




Se pasa todo a la manga pastelera y se forma en la bandeja del horno con papel de hornear unos pegotes separados entre si para evitar que se peguen al crecer.



Se le agrega el queso rallado que habíamos reservado por encima y se hornea a 200º durante unos 25 minutos o hasta que se vean bien dorados.


Es muy importante no abrir el horno en ningún momento ya que perderían temperatura y no subirían. El que se inflen se debe al vapor de agua creado dentro de la masa debido al calor y este vapor tiene que estar muy caliente para que suba al mismo tiempo que se hornea para que la forma permanezca después.
Se dejan enfriar en una rejilla.


Se pueden servir así acompañando cualquier aperitivo o con algún relleno al gusto pero sinceramente no lo necesita sobretodo para saborear bien el queso.








Nos vemos en el próximo reto:


5 comentarios:

  1. Elvira como me gusta tu receta, que original y que buena, me he quedado boba, te has lucido hija.
    Bladitos y crujientes me encantan.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Pues no las he visto nunca pero me animaré a hacerlas

    ResponderEliminar
  3. Me encantan!! Yo me los comería todos rellenos de algo dulce . No lo puedo negar soy muy golosa. Bs

    ResponderEliminar
  4. ¡Que maravilla! Y que ganas tenía de ver la receta. Me llamo mucho la atención y encima lleva queso gruyere, me encantan. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Elvira menudos bocaditos ricos que has hecho , tienen una pinta estupenda , creo que me daría lo mismo comermelos rellenos o sin rellenar

    ResponderEliminar