Boroña preñada

Este pan sin gluten típico de Asturias y algunas regiones norteñas es una delicia típica que no puedes dejar de probar, sobre todo si viajas a esos lugares. 





 Esta era mi propuesta para el reto #elpanperfecto una propuesta algo rebuscada porque aunque en el norte es muy conocido, en el resto del país brilla por su ausencia y eso hay que remediarlo. 
Buscaba recetas de pan españolas arraigadas a ciertos lugares y cuando vi esta tan completa y ademas apta para celiacos no lo dudé ni un segundo, para mi es el pan sin gluten por excelencia, sin necesidad de buscar harinas de sustitución. 
En sus orígenes se ha hecho siempre con harina de maíz, de ahí su nombre, hasta mediados del siglo XX que se incorpora parte de harina de trigo pero, sinceramente, ya no es lo mismo. 
La cocción en horno de leña se hacia cubriendo la masa con hojas de berza y el relleno era opcional, lo que si se tenía en cuenta es que si se rellenaba tenía que ser con embutidos de calidad para no estropear el resultado de la boroña
Como veis es un pan muy fácil de hacer aunque yo usé la thermomix para aligerar la tarea. 

Boroña preñada

Ingredientes: 

  • Relleno de embutidos al gusto, en este caso chorizo fresco.

Para la masa previa: 

  • 100 gr de agua. 
  • 4 gr de levadura seca. 
  • 50 gr de harina panificable sin gluten. 
  • 1 cucharadita de azúcar. 

Para el pan: 

  • 300 gr de agua. 
  • 250 gr de harina de maíz. 
  • 100 gr de harina panificable sin gluten. 
  • 30 gr de aceite. 
  • 1 cucharadita y media de sal. 

Elaboración: 

Con thermomix: 

Se prepara primero el pre fermento poniendo en el vaso los ingredientes de la masa previa y se mezclan 10 segundos a velocidad 3. 
Se pasa a un bol y se deja reposar media hora mas o menos. 
Se pone en el vaso el agua de la masa y harina de maíz y se calienta 3 minutos a 100º y velocidad 1. 
Se quita la tapa y se deja enfriar al menos hasta los 37º. 


Se añade al vaso todo lo demás, incluso el pre fermento y se pone a amasar durante 4 minutos en espiga o amasado. 


Se pasa la masa a un bol y se cubre para dejarlo crecer al menos unos 50 minutos o hasta que doble su tamaño. 
Ahora se divide en 2 trozos mas o menos iguales y se extiende en la encimera enharinada. 


Se pone el relleno elegido en un extremo y se enrolla para hacerle forma de bollo aunque su forma original es la de pan redondo, pero eso es mas bien al gusto de cada uno y se deja reposar de nuevo hasta que vuelva a crecer algo. 



Con el horno precalentado a 200º se hornea durante unos 50 minutos o hasta que esté bien dorado.

 


Se deja enfriar en rejilla hasta el momento de comerlo.


De forma tradicional:

Se hace el pre fermento mezclandolo bien en un bol y se deja en reposo al menos 30 minutos.
Se calienta el agua con el aceite y la sal.
Cuando esté a punto de hervir se aparta del fuego y se vierte la harina de maíz mezclándola bien.
Se deja enfriar.
Cuando esté templada se añade el pre fermento y la harina panificable y se amasa hasta que esté homogénea.
Se cubre con un paño y se deja reposar hasta que doble su volumen.
Ahora se divide en 2 trozos mas o menos iguales y se extiende en la encimera enharinada. 
Se pone el relleno elegido en un extremo y se enrolla para hacerle forma de bollo aunque su forma original es la de pan redondo, pero eso es mas bien al gusto de cada uno y se deja reposar de nuevo hasta que vuelva a crecer algo. 
Con el horno precalentado a 200º se hornea durante unos 50 minutos o hasta que esté bien dorado. 
Se deja enfriar en rejilla hasta el momento de comerlo.

1 comentario:

  1. Me encanta el pan de maiz , aqui le decimos pan de broa, asi preñadito tiene que estar de vicio, besos

    ResponderEliminar