Pastel estilo Mondrian

 

Es sin duda una forma divertida de presentar un pastel y este es en 3D.




Además de bonito, este estilo marcó una época y una moda. 
El pintor, Piet Mondrian nació en 1872 en el seno de una familia calvinista. 
Fue profesor y compaginó este oficio con su gran pasión, la pintura.
Su primera tendencia fue el impresionismo aunque al final deriva en el pleno modernismo y cubismo, de ahí esta obra realizada con los colores primarios que marcó una tendencia propia dentro del cubismo muy íntimamente relacionada con sus estudios filosóficos y espirituales.
Para el reto CocinArte se propuso este pintor y su obra más simbólica Composición en rojo, amarillo, azul, blanco y negro de1921.



Pastel estilo Mondrian

Ingredientes:

Para los bizcochos:

9 claras de huevo. 
1 pizca de sal. 
1 cucharadita de zumo de limón. 
200 gr de azúcar. 
2 cucharaditas de esencia de vainilla. 
100 gr de maizena. 
Colorantes alimenticios concentrados.

Para el relleno y montaje:

200 gr de chocolate negro.
65 gr de agua.
70 gr de mantequilla.

Para recubrir:

Papel de azúcar decorado.

Elaboración:

Se enciende el horno a 175º mientras se prepara la masa. 
Se ponen las claras con el zumo de limón y la pizca de sal en la amasadora para ir montando. 
Cuando empieza a montar se va añadiendo el azúcar a cucharadas, no se añade otra cucharada hasta que esté bien mezclada la anterior. 
Se añade la esencia de vainilla cuando ya forme picos y se mezcla bien. 


Se va añadiendo la harina y batiendo con cuidado. 
Se divide la masa en tantas porciones como colores vayamos a hacer, en este caso 4.


A cada bol de masa se le añade el colorante que necesitamos.


Se vierte esta masa en los moldes sin engrasar y se mete en el horno, si se alisa la superficie mejor aún. 



Los tiempos de cocción dependerán del molde, estos moldes son pequeños así que con 15 minutos fue suficiente, lo ideal es pincharlo para ver si esta. 
En cuanto se saca del horno hay que ponerlo boca abajo para que no se desinfle, es una masa muy fina y delicada. 
Los moldes se pueden apoyar sobre palitos o rejilla al ponerlo boca abajo y que se enfríe sin crear humedad, totalmente ventilado. 


Se desmolda fácilmente si el molde es de silicona, si fuera metálico solo hay que pasar un cuchillo por las paredes. 
Se prepara el chocolate para unir las piezas y cubrir el bloque.
Se calienta al baño maría el agua con la mantequilla y el chocolate troceado moviendolo hasta que se funda todo.
Se prepara un molde para ayudar a darle la forma deseada cubriéndolo con film transparente para ayudar después a desmoldar.



Se pinta cada pieza para que no haya un exceso de chocolate, interesa que las capas de unión sean finas.


Se deja en la nevera para que las capas de chocolate hagan su función de unir las piezas.




Se cubre con el resto del chocolate y se deja enfriar si se quiere o directamente con el papel de azúcar decorado. 
Se recorta el sobrante para darle más vistosidad al corte.


Se sirve en rebanadas sobre salsa de chocolate si así se desea pero el sabor del chocolate le hace mucho bien, es un bizcocho muy fino que acompaña muy bien cualquier salsa o crema y aguanta en la nevera tapado unos días, si consigues que no se acabe antes. 





 Nos vemos en el próximo reto de:





4 comentarios:

  1. Un paste con mucho arte, eres una artista compi. Me ha dejado con la boca abierta. ¡Una preciosidad y un perfecto reto. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias primor. Pues si te digo la verdad ha salido en el tercer intento, he ido corrigiendo el texto cada vez hasta dar con la textura deseada, pero bueno, ya queda registrado para la próxima vez porque ha gustado mucho y lo haré cuando esté aquí mi hija.
      Besos compi.

      Eliminar
  2. Menudo trabajazo que te ha dado Mondrian!!
    Muy buen aporte!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias guapa, pues la verdad cuando se organiza no supone casi trabajo y resulta divertido, el sabor es lo que cuenta y salió muy rico.
      Besos.

      Eliminar