Tarta Maruja Mallo

 

Ni que decir tiene que este mes es el mes de la mujer y que Maruja Mallo fue un icono de la generación del 27.





En un país donde aun impera el machismo en pleno siglo 21 hay que promocionar la "Maruja Mallo" que hay en nosotras.
Una mujer que donde iba se hacía notar, pero no porque fuera escandalosa sino porque era ella misma, tal cual y en esa época no era normal.



Maruja Mallo, mujer tremendamente apasionada, atrevida e innovadora, fue una de las artistas más originales, polifacética y representativa de la vanguardia española; sin embargo ha sido ignorada en el panorama del arte español, lo que ha implicado un desconocimiento de su interesante obra y por tanto, una falta de valoración de la misma. 
En la actualidad es más conocida por ser una mujer excéntrica, transgresora y amante de la libertad, que participó en la revolución femenina de las “sinsombrero”. Así llamaban a las mujeres modernas de los años 20 y 30 ella misma lo cuenta en una entrevista: “todo el mundo llevaba sombrero, era algo así como un pronóstico de diferencia social, pero un buen día a Federico, a Dalí y a Margarita Manso, otra estudiante, y a mí se nos ocurrió sacarnos el sombrero y al atravesar la Puerta del Sol nos apedrearon, insultándonos, como si hubiéramos hecho un descubrimiento, como Copérnico o Galileo. Por eso nos insultaban, porque pensaban que despojarse del sombrero era como una manifestación que no era propio de su sexo”. 
Además cuenta en la misma entrevista otra curiosa anécdota: sintieron un deseo inmenso de conocer los cantos gregorianos del Monasterio de Silos y como la entrada estaba vedada para las mujeres, ella y Margarita Manso se pusieron las chaquetas de Dalí y Buñuel como pantalones: “Soy la primera travestí inversa de la historia española”, decía desde entonces Maruja Mallo. 
Todo lo que les gustaba era mal visto por la sociedad pero un pronóstico para otra época.
Esta tarta me recuerda a ella, representa lo femenino con ese color y lo atrevido de su contraste con el chocolate y la decoración, aun así un poco inspirada en los colores de su obra.

Tarta Maruja Mallo

Ingredientes: 

Para el bizcocho:

  • 9 claras de huevo. 
  • 1 pizca de sal. 
  • 1 cucharadita de zumo de limón. 
  • 200 gr de azúcar. 
  • 2 cucharaditas de sirope de fresa. 
  • 100 gr de maizena. 

Para el relleno y cobertura: 

  • 400 ml de nata vegetal bien fría. 
  • 200 gr de azúcar glass. 
  • 2 cucharaditas de gelatina en polvo de fresa.
  • Cerezas en almíbar.
  • Colorante rojo si se quiere mas color (opcional).

Para decorar:

  • Cerezas en almíbar.
  • Chocolate tipo fondant...

Elaboración: 

Se enciende el horno a 175⁰ mientras se prepara la masa. 
Se ponen las claras con el zumo de limón y la pizca de sal en la amasadora para ir montando. 
Cuando empieza a montar se va añadiendo el azúcar a cucharadas, no se añade otra cucharada hasta que este bien mezclada la anterior. 
Se añade la esencia de fresa cuando ya forme picos y se mezcla bien. 


Se va añadiendo la harina y batiendo con cuidado. 


Se vierte esta masa en el molde sin engrasar y se mete en el horno, si se alisa la superficie mejor aún. Los tiempos de cocción dependerán del molde, este molde no es tan alto así que con 25 minutos fue suficiente, lo ideal es pincharlo para ver si esta.



Se prepara el relleno montando la nata vegetal a punto de nieve, cuando empiece a cuajar se añade la cucharadita de gelatina en polvo y el azúcar poco a poco sin dejar de batir con las varillas.



Se monta la tarta por capas de bizcocho con relleno de nata con cerezas en almíbar troceadas. 




Se cubre el bizcocho con mas nata montada y se decora al gusto alisándola bien o raspándola formando estrías y con chocolate fundido al baño maría y cerezas.









Nos vemos en el próximo reto de:

0 comentarios: