Margarina sana

 

Después de ver todos los aditivos que tiene una simple margarina comercial además del aceite de palma he tenido que hacerla casera y creo que ha sido lo mejor que he hecho en la vida, después de mi hija, claro.








Es curioso cómo he llegado a esto. Solo quería hacer una butter cream sin mantequilla, con margarina para hacerla sin lactosa y vegana y viendo que las margarinas llevan mínimo un 16% de agua lo he visto complicado porque al menos en esta zona no veo en las margarinas comercializadas el porcentaje de agua en los ingredientes ¿no debería ser obligatorio indicarlo?... el caso es que por este motivo leía los ingredientes de estas margarinas y estaba un poco asustada.
La cantidad de aditivos que lleva la mayoría no compensa para nada y casi todas llevan aceite de palma... en fin que me he visto en la obligación de hacerla yo misma porque es lo mas sencillo de hacer del mundo, tan solo lleva 3 ingredientes que solemos tener en casa.
Todo consiste en mezclar bien el aceite de oliva (en este caso) con el aceite de coco y un poco de sal si se quiere salada.
Aunque la iba a usar en una receta dulce esa pizca de sal le viene muy bien para acentuar el sabor.
En la red se puede encontrar datos como:

Las muchas propiedades del aceite de coco se traducen en múltiples beneficios y se justifican por su composición rica en: Minerales como hierro –participa en la formulación de hemoglobina y glóbulos rojos–, selenio –mejora la estructura del cabello y las uñas– y potasio –ayuda a mantener una tensión arterial normal–.
Grasas saturadas. Se trata del componente más alto, concretamente unos 86 gramos (g) cada 100 g. Entre estas grasas puedes encontrar principalmente un 48 % de ácido láurico, un componente con acción antimicrobiana y fungicida, además de hidratante y regulador para la piel.
Grasa monoinsaturada, concretamente el ácido oleico (omega 9). Ayuda a regular el metabolismo y ofrece propiedades antiinflamatorias para la piel, además de penetrar fácilmente en el estrato córneo favoreciendo la hidratación.
Grasa poliinsaturada en forma de ácido linoleico (omega 6). Esta grasa forma parte de las esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. En la piel, ayuda a retener el agua de la epidermis y desempeña un papel esencial en la regeneración celular.
Vitamina E. Es una de las vitaminas antioxidantes que ayuda a proteger las células del efecto de los radicales libres.
Es uno de los aceites más estables a altas temperaturas, por lo que resulta adecuado para freír, cocinar al wok, cocer y hornear.
Puede utilizarse para cocinar todo tipo de platos, tanto dulces como salados. Puede utilizarse para enriquecer batidos o cremas para untar, pero es realmente el aceite preferido para los postres.
El aceite de coco es considerado un superalimento. Cuenta con acción antibacteriana y antifúngica, ofrece un efecto saciante, favorece la reducción de la grasa abdominal y acelera el metabolismo, propiciando la quema de grasas.
Por estas propiedades, se trata de un alimento adecuado en dietas de adelgazamiento, aunque debe ser consumido con moderación.
Por otro lado, expertos en nutrición señalan que participa en la mejora de la función cerebral y del sistema inmunológico.

Por todo esto y mucho mas creo que merece la pena tenerlo muy presente en nuestra alimentación pero, lo dicho, sin abusar.
Una observación: se le puede agregar cualquier especia o hierba si la queremos saborizada antes de que cuaje, aunque no lo necesita.

Margarina sana

Ingredientes:

  • 50% de aceite de coco.
  • 50% de aceite de oliva.
  • Sal. 

Elaboración:

Se pasa el aceite de coco a estado líquido.



En un recipiente se pone esta grasa de coco, la misma cantidad de aceite de oliva y la pizca de sal, si la queremos salada se agrega media cucharada de sal.




Se mezcla bien y se deja enfriar en la nevera hasta que cuaje.



Se puede hacer a mano o a máquina pero hay que batirlo hasta tener la textura de la margarina.



Se vierte en un molde para conseguir la forma de lingote o se pasa directamente al recipiente donde lo vamos a conservar una vez cuajado.


Se puede conservar como una margarina en la nevera y aun sin tener conservantes ni aditivos la duración es mayor que la de otras margarinas, se conserva genial.




0 comentarios: